Imagínese sentado en la terraza del Café Kleines Schloss en el Parque Babelsberg, con una taza de té caliente en las manos, corredores y ciclistas pasando, el sol bajo haciéndole parpadear mientras observa la impresionante arquitectura del Teatro Hans Otto al otro lado del río Havel y oye la bocina del viejo barco de vapor «Gustav» justo antes de pasar bajo el Puente Glienicke. Su compañero de viaje, sentado frente a usted, le habla de la nueva exposición en el Museo Barberini, mientras que usted acaba de leer que la Galería de arte del Parque Sanssouci muestra pinturas de sus artistas favoritos: Caravaggio y Rubens. Así es como podría ser una tarde de otoño en Potsdam. Una fantástica combinación de tranquilos paseos por los parques y palacios menos concurridos e interesantes exposiciones en los museos de la ciudad.

También se recomienda una visita a la colonia rusa Alexandrowka. Las casas de madera oscura se parecen aún más a las de un cuento de hadas con la niebla matutina que suele rodearlas. A menudo, varios huertos de manzanos ofrecen su cosecha fresca en pequeños puestos de autoservicio a lo largo de la calle.

Si el viento sopla demasiado fuerte para pasear por los parques, visite los pequeños jardines traseros que hay alrededor de la Brandenburger Strasse. Tiendas regionales y boutiques le invitan a disfrutar con calma del paseo. Tal vez encuentre el recuerdo adecuado para regalar a sus seres queridos. Los palacios también le ofrecerán su refugio real, si el tiempo no es tan agradable como en nuestras fotos. El Palacio de Sanssouci (Schloss Sanssouci), el Palacio Cecilienhof (Schloss Cecilienhof) y el Nuevo Palacio (Neues Palais) de Potsdam están abiertos todo el año.

Además de los palacios, hay otras opciones para mantenerse caliente y seco en Potsdam:

  • La exposición «La fábrica de los sueños: 100 años de cine en Babelsberg», en el museo cinematográfico (Filmmuseum Potsdam), no solo cuenta la historia de los estudios de Babelsberg, sino que también hace descubrir de forma interactiva el proceso de rodaje de películas a lo largo de las décadas. ¿Ha soñado alguna vez con ser actor/actriz o director/a? Esta es su oportunidad.
  • La Biosfera de Potsdam (Biosphäre Potsdam): este gigante invernadero de 5000 m² que alberga 20 000 plantas, 130 especies animales e, incluso, una cascada, está a solo 10 minutos en tranvía del centro de la ciudad. Y lo mejor de todo: con unos 20 °C (68 °F), promete 365 días de verano.
  • La Casa de la historia prusiana de Brandemburgo (Haus der Brandenburgisch-Preussischen Geschichte) muestra la nueva exposición Mensch Brandenburg! (Personas de Brandemburgo). La exposición cuenta 30 historias en 30 lugares de Brandemburgo durante 30 años (desde 1989) y explica los cambios realizados en las diferentes áreas de Brandemburgo y su éxito, así como todos los obstáculos y muchas ideas para superarlos. Las exposiciones especiales temporales, las visitas guiadas y una gran variedad de eventos en el Kutschstall (antigua cochera) y el patio convierten este espacio en un lugar de encuentro y un centro de diálogo, recreo y entretenimiento.
  • Un evento destacado en otoño es el Espectáculo de luz de Potsdam. Durante un fin de semana de noviembre, los lugares de interés más famosos y los edificios más notables de la ciudad son iluminados por artistas de la luz que invitan a realizar un colorido viaje de descubrimiento por Potsdam.