Palacio Belvedere en la colina Pfingstberg

Ausblick vom Pfingstberg, Foto: TMB-Fotoarchiv/Geertje Wieck
Spiegelung im Innenhof, Foto: TMB-Fotoarchiv/Geertje Wieck
Kolonnade, Foto: TMB-Fotoarchiv/Geertje Wieck
Maurisches Kabinett, Foto: TMB-Fotoarchiv/Geertje Wieck
Pegasus-Figuren, Foto: TMB-Fotoarchiv/Geertje Wieck
Pfingstberg-Pomonatempel (Foto: Katja Hube, Rechte: SPSG Foerderverein Pfingstberg)

Actualidad: Desde el sábado 19 de marzo de 2022, los refugiados de Ucrania pueden acceder gratuitamente al Palacio del Belvedere presentando un documento de identidad válido.

La colina Pfingstberg está coronada por uno de los más bellos ejemplos que tenemos de las suntuosas edificaciones del siglo XIX: el Palacio Belvedere con sus magníficas torres. También se encuentra aquí el Templo de Pomona (Pomonatempel), que fue el primer edificio creado por el arquitecto Karl Friedrich Schinkel, y un jardín diseñado por Peter Joseph Lenné.

Este hermoso palacio de recreo es la construcción más elevada de Potsdam. Desde aquí tendrá a sus pies amplios y verdes parques, los pomposos palacios y el centro barroco de la ciudad. Si lleva la mirada hacia el este, podrá ver incluso el perfil de la hermana más joven y grande de Potsdam: Berlín. Ya Federico Guillermo II soñaba con un palacio en la colina Pfingstberg, pero fue su nieto Federico Guillermo IV quien dio la orden de erigirlo. Así, las obras de construcción de este romántico palacio mirador comenzaron en 1847. En su estilo arquitectónico se manifiesta el entusiasmo por Italia que tenía el monarca, tal y como se ve en la mayoría de las obras que mandó construir. Para esta construcción, el rey, que a menudo era definido como un «romántico en el trono», se inspiró en la Villa Médici en Roma y la Villa de Este en Tívoli. Por desgracia, Federico Guillermo IV no vivió hasta 1863 para ver el edificio finalizado y fue su hermano Guillermo I quien completó la construcción, si bien en una versión reducida.

Durante la época de la división alemana, este conjunto arquitectónico se vio deteriorado a causa de su proximidad a la frontera entre las dos Alemanias y a la «Ciudad n.º 7» del KGB. La fundación Förderverein Pfingstberg e.V. se hizo cargo a partir de 1988 de la restauración y es la responsable de que hoy el palacio vuelva a tener el esplendor de sus primeros años.

Una exposición multimedia permanente y los testimonios de personas coetáneas de la obra ofrecen a los visitantes información fascinante sobre la rica historia de este conjunto arquitectónico. Se pueden realizar además visitas con audioguía en el smartphone o visitas para grupos guiadas mediante un sistema técnico, así como visitas individuales con reserva previa.

El palacio es, durante casi todo el año, escenario de conciertos y eventos, y además puede alquilarse para fiestas privadas y de empresa, eventos y recepciones. El Belvedere está además vinculado con el registro civil de Potsdam, lo que lo convierte en uno de los lugares más románticos para casarse.

Sugerencia: cruce el río Havel para llegar al Belvedere. Entre Semana Santa y otoño se puede tomar el taxi acuático de Potsdam (Potsdamer Wassertaxi) hasta la estación 3, «Cecilienhof – Meierei – Belvedere», desde donde solo tendrá que pasear unos 800 m para llegar al Belvedere.

 Horario de apertura:

10:00 - 16:00
10:00 - 16:00
10:00 - 18:00
10:00 - 18:00
10:00 - 18:00
10:00 - 18:00
10:00 - 18:00
10:00 - 18:00
10:00 - 18:00
closed
closed
closed
closed
closed
closed

 Información de precios:

Adultas: 6,00 €
reducido: 4,50 €
Niñas: 3,00 €
Niñas: 0,00 €
familia: 14,00 €
grupo: 5,00 €
Adultas: 28,00 €
Adultas: 8,50 €

 Llegar allí:

en bicicleta (un servicio de komoot GmbH)
por transporte público (un servicio de VBB)
en tren (un servicio de Bahn AG)
Todo sobre el tráfico local


 Características y categorías:

La entrada anterior es un servicio de TMB Tourismus Marketing Brandenburg GmbH. Para cambios de contenido, póngase en contacto con Potsdam Marketing und Service GmbH.